¿Sabías que limpiar tu coche a mano gasta más agua que un lavado ecológico?, ¿O que está prohibido lavar tu vehículo en la calle? Pues estas son algunas de las diferencias entre ambos sistemas. Si quieres saber qué sistema es más eficiente, barato y cómo funcionan, hoy te contamos cuál es la diferencia entre lavar a mano y lavado ecológico de coches. Y también las ventajas para que escojas el que mejor te convenga.

Lavar a mano, todo lo que necesitas saber

Limpiar tu coche a mano es el pasatiempo favorito de mucha gente que tiene algo de tiempo libre y le gusta cuidar su coche. Antes de hacerlo debes saber que no puedes limpiar en la calle, está prohibido y te pueden multar.

O sea que si decides coger un cubo con agua y jabón y te pillan no digas que no te hemos avisado. Esto no quita que lo puedas hacer en un terreno o en tu casa o chalet.

Si tienes la fortuna de tener alguna de estas propiedades puedes lavar tu coche tanto por dentro como por fuera. Calcula entre 30 minutos a 45 minutos si sólo quieres lavar la carrocería y lo quieres secar. Luego añade el tiempo que te lleve aspirarlo por dentro. Esto te puede llevar alrededor de 45 minutos a una hora si eres rápido. 

Lavado ecológico, ¿cómo funciona?

El lavado ecológico se distingue del manual en que apenas usa agua ya que tiene un consumo de 4 litros por coche.

Mencionar además, que el lavado ecológico no usa químicos, lo que evita la utilización de productos tóxicos como algunos jabones o líquidos que pueden estropear tu pintura con el paso del tiempo.

Para ello, debemos llevar nuestro coche al centro de lavado ecológico Greenwash que tengamos más cerca para disfrutar de una calidad de limpieza superior al lavado a mano. 

Diferencia entre lavar a mano y lavado ecológico de coches

Lavar el coche a mano lo puedes hacer tú o en un centro de lavado. La principal diferencia entre un centro de lavado normal y uno ecológico es el resultado y la calidad final de este último sistema.

Incluso si lo comparamos con un túnel de lavado, el lavado ecológico es superior a ambos sistemas. Las razones son que en 40 minutos tienes el coche limpio por dentro y por fuera.

Por no mencionar, que no corres riesgo de rayar el coche, en especial, si es nuevo. Y si es viejo, también duele menos. Además, el uso de agua es menor en el ecológico y contribuye con el medio ambiente.

Otra diferencia entre lavar a mano y lavado ecológico de coches es que no usa químicos y la calidad es superior gracias al lavado de llantas, faros, carrocería, asientos y moqueta con productos especiales que no dañan tu vehículo.

En resumen, si quieres cuidar el medio ambiente, ahorrarte un tiempo precioso y no complicarte la vida, ya sabes, ¡pásate al lavado ecológico!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies